Pasajes de una noche lluviosa

            

 Atrapada


Tu mano en mi piel
tu labio en mi boca
y vos allá con otra.






Esperanza


Aquella mañana gris
descubrí un único pimpoyo en mi jardín.
Una evidencia de que aún no estaba todo perdido.
Un motivo para sonreír.






No hay comentarios:

Publicar un comentario