Travesía




Sofía empujó la puerta con impaciencia. Miró vacilante hacia el interior de la alcoba en penumbras. Había estado muy segura de su propósito antes de ver a qué se enfrentaba. Ahora dudaba.
Quería zambullirse en el túnel, recorrer distintas épocas, aromas, paisajes, pero temía. Le asustaba no poder volver. ¿Qué diría su mamá si se quedaba atrapada en el tiempo? ¿Cómo iría a la escuela mañana para contarle a Tania lo que había descubierto?
La curiosidad pudo más que ella. Débil fortaleza interna, dura determinación. Se quitó los zapatitos para no hacer ruido. Papá se molestaría si la encontraba allí abajo, en lugares sucios de antaño. Ingresó en el recinto temblorosa, sin mirar hacia los lados. Su objetivo estaba decidido antes de bajar las escaleras que conducían al sótano.
Llegó hasta el baúl polvoriento, mohoso. Arrodillada frente al mueble, canalizó todas sus fuerzas en abrirlo. Sus mejillas parecían dos manzanitas rojas a causa del esfuerzo y su frente perlada en sudor, palpitaba cual corazón desesperado. Las pequeñas manitas lograron su cometido. Tosió a causa del polvillo. Acto seguido, hundió la cabeza en la cosecha.
Encontró hermosos frutos. Cada foto, cada libro, cada flor marchita le recordaban un momento especial. Se entretuvo revolviendo el contenido del arcón, situando los objetos más interesantes sobre la falda de su vestido color vainilla.
Entonces vio a sus padres y sus abuelos, a sus hijos y a sus nietos. Toda una tradición familiar dentro, la esencia entera de una herencia. Tal vez sí quería quedarse allí estacada, llorando sobre el poema roto que le regaló su primer novio.
Dicen que en los momentos finales uno retorna a sus raíces, protagoniza su corto, recuerda su propio olvido. Sofía, fiel a su sabiduría, cayó en la cuenta del por qué: estaba allí para despedirse, no para volver.








8 comentarios:

  1. Tengo que decirte gracias por dos cosas.
    uno, leer y comentar mi entrada, un comentario nunca es largo.
    dos, hacer público esto, enserio me encantó. Es esa clase de texto que te hace reflexionar, que te hace compararte a vos misma.

    Un beso y suerte :)

    ResponderEliminar
  2. Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la pureza integra de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias,buen día, besos anómalos...

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno!! Y totalmente de acuerdo. Nada más lindo que revolver y entramarse entre recuerdos para despedirse y tal vez nunca más volver.

    Saludos!
    http://paradoenelabismo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. con tu permiso, ¿puede ser tu comentario, el título del poema?



    (me encantó)

    ResponderEliminar
  5. Wow! Muy buena forma de escribir el relato, felicitaciones!

    ResponderEliminar
  6. muy bueno :)!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. MUY BUENO, ME ENCANTO DE PRINCIPIO A FIN :)

    ResponderEliminar
  8. Una perla muchacha! Gracias por visitarme siempre, me alegra su paso, la próxima vez la espero con un té!

    ResponderEliminar