Coche escuela: mantenga distancia


-¿Entonces es en serio? ¿No me querés ver más?
Hay que aprender, tengo que aprender a cerrar capítulos, dejar de escribir historias factibles de ser releidas y por tanto, revividas. Si tan sólo existiese la mínima posibilidad de que abandonara mi manía pseudo literaria al mar… Voy a morir morbosa: no concibo dejar de escribir catársicamente. Es la mejor manera de quitarse la mochila, quizá después de la música y sin dudas después del llanto. 
-Mejor me voy.
Di la media vuelta sin mirarlo y me dirigí hacia el norte para perderme entre las estrellas.
Me gustaría saber si esa noche me observaste caminar hasta que desaparecí de tu campo visual o te diste vuelta en seguida. También quisiera saber si giraste la cabeza una fracción de segundo mientras te dirigías al auto, porque yo no lo hice. Supongo que no te lo merecías. Hacerlo, es darle importancia a los asuntos, es no poder desprenderse de las situaciones, es esperar que pase algo más.
Y yo ya me cansé de esperar. 




                                   

                                                                                                                                      


1 comentario: